La mayoría de las veces somos muy rápidos para torturarnos a nosotros mismos por una o dos cosas que nos salieron mal, o por una o dos malas decisiones que hemos tomado. Pero ¿qué pasa con todas las otras veces en la que sí hemos alcanzado nuestras metas, o hemos logrado cosas que salieron bien? ¿Qué pasa cuando hemos tomado las decisiones correctas?

¿Qué pasa cuando hemos tomado las decisiones correctas?

Muchas veces, cuando hemos tomado esas decisiones correctas nos sentimos bien en el momento, lo celebramos, nos dura desde unos minutos hasta quizás un día o dos, y después de eso… lo almacenamos en la memoria y allí lo dejamos. Por el contrario, cuando cometemos errores, pues nos sentimos mal constantemente y hasta nos aseguramos de recordarnos de estos errores frecuentemente por días, meses, años y a veces… toda la vida. 

 

Enfócate en las cosas positivas

Como bien sabes, es muy importante enfocarnos en las cosas positivas. Al fijar nuestra atención en las cosas positivas que hemos logrado, alcanzado y las buenas decisiones tomadas, pues nos ayuda a sentirnos mejor con nosotros mismos, nos ayuda a aumentar nuestra autoestima, nos hace confiar más en nosotros mismos, creemos más en nosotros y en todas aquellas cosas que sí podemos lograr. 

 

Así mismo, también sabemos que al enfocarnos en lo positivo, en lo que nos gusta, en lo que queremos más en nuestras vidas, nos ayudará a atraer más de eso que queremos.  Así que en lugar de ser dura contigo misma y sentirte mal por errores pasados, que ya no puedes cambiar, por mucho que te arrepientas (por supuesto, si hay cosas que puedes arreglar, toma acción y mejóralas), concéntrate en todos tus logros y celebra tus decisiones correctas.

Te invito a que te preguntes lo siguiente:

  • ¿Cuáles son las grandes cosas que has logrado hasta ahora en tu vida? 
  • ¿Terminaste la escuela secundaria? ¿Fuiste a la universidad? 
  • ¿Tienes muchos grandes amigos?
  • ¿Criaste hijos maravillosos? 
  • ¿Qué retos has superado en tu vida? 
  • ¿De qué situaciones difíciles has logrado salir adelante? 
  • ¿Qué éxitos has alcanzado?

Ahora es el momento de mirar hacia atrás y celebrarlos. Cuanto más reconozcas tus éxitos pasados, más aumentarás tu autoestima. Y como el poder del enfoque entra en juego (Ley de la Atracción), tendrás más oportunidades que llegarán a ti para celebrar!

 

Es de suma importancia para tu autoestima que estés constantemente consciente de tu progreso. Detente de vez en cuando y mira hacia atrás, piensa de dónde vienes y celebra todas esas pequeñas victorias que has tenido a lo largo de tu camino. No des estas pequeñas victorias por sentado y de ninguna manera dejes que pasen desapercibidas, alojándose en una parte de tu mente, simplemente como un recuerdo o peor aún, quedándose en el olvido.

¡Celebra tus logros! Las cosas grandes y las pequeñas también.

Espero que hayas disfrutado de este artículo y me encantaría saber de ti. Cuéntame en los comentarios a continuación, ¿Qué logro/s has alcanzado en tu vida (puede ser recientemente o tiempo atrás)?. ¡Cuéntame! ¡Celebrémoslo juntas!

Laura.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados

Ir arriba