El poder del perdón

Perdonar y dejar ir el pasado para aliviar el dolor

Podemos decir que perdonar es una decisión de dejar ir los pensamientos y sentimientos de resentimiento y de venganza. El recuerdo de aquello que nos hirió u ofendió puede quedarse con nosotros por siempre, y con los recuerdos los sentimientos de dolor, resentimiento, rabia y frustración. Pero el perdón puede ayudarnos a eliminar todo aquello que no nos permite ser felices, dejándonos concentrarnos en todas aquellas cosas positivas de nuestra vida.

El perdón incluso puede conducir a sentimientos de comprensión, empatía y compasión por aquella persona que nos hizo daño.

Esto no significa que al perdonar vamos a negar el hecho y la responsabilidad de la otra persona al hacerte daño, o vamos a minimizar o justificar el mal. Sin embargo, se puede perdonar a la persona sin excusar el acto. El perdón trae paz a tu corazón y te ayuda a seguir adelante con tu vida.

Lamentablemente, todos hemos sido heridos por alguna persona en algún momento de nuestra vida. Tal vez nos trataron mal, nuestra confianza fue rota, o nuestro corazón herido. Pero aunque es normal el dolor que podemos sentir en nuestro corazón, no podemos permitir que este dolor siga ocupando un espacio allí en nuestro corazón, y provocando todos esos sentimientos negativos cada vez que pensamos en lo sucedido o en la persona que nos lo hizo. Porque sin darnos cuenta lo que estamos haciendo es revivir una y otra vez aquello que nos hirió y se nos hace mucho más difícil dejarlo ir.

Sin darnos cuenta estamos dándole fuerza y alimentando esos sentimientos (negativos) cada vez que pensamos en ellos.

Estos sentimientos de rencor y venganza nos hace ser infelices, puede hacer que se tensen o arruinen nuestras relaciones con familiares, profesionales y de amistad, nos distraen del trabajo, la familia y otras cosas importantes. Incluso muchas veces hace que estemos reacios a abrirnos a nuevas experiencias o aceptar nuevas personas en nuestra vida. Sin darnos cuenta estamos atrapados en un ciclo de ira y dolor, perdiéndonos de la belleza de la vida.

Tenemos que aprender a perdonar y dejar ir. Esto nos ayudará a seguir adelante y encontrar la felicidad.

¡El perdón puede cambiar nuestra vida!

Es importante que sepamos que perdonar no significa borrar el pasado, ni olvidar lo que ha sucedido. Perdonar es diferente a decir, “está bien, yo pierdo”, o “Yo estaba equivocado y tú tenías razón.” El perdón es simplemente una manera de liberar a nuestro espíritu y convertirnos en el ser ilimitado que somos en realidad. Tampoco significa que la otra persona va a cambiar su comportamiento – el cual nosotros no podemos controlar. Lo único que significa es que estamos dejando ir la ira y el dolor, para poder seguir adelante y encontrar la paz. No vale la pena que sigamos cargando con éste peso encima de nosotros.

Como yo lo veo es como si nosotros fuéramos globos de aire caliente.

 

Los globos tienen alrededor unos pesos o lastres que lo ayudan a mantenerse en la tierra o a que se mantenga bajito. Pues nosotros necesitamos botar esos lastres o pesos que tenemos por lados y que nos mantienen volando bajito. Al soltarlos vamos a poder volar más alto, y ¡vamos a ser libres! Pero debemos tomar la decisión de que no queremos seguir con esta ira, o con esta falta de perdón por más tiempo, porque hoy nos damos cuenta de que nosotros somos más importantes que lo que haya sucedido en el pasado. 

 

¡Tenemos que entender que no podemos cambiar el pasado, pero sí podemos cambiar nuestro presente para tener un futuro mejor!  ¡El día de hoy debemos dar un paso al frente y tomar la decisión de amarnos a nosotros mismos, porque nos lo merecemos! 

La tranquilidad, la alegría y el aumento de nuestra energía son los premios, y el perdón es el precio.

¡Creo que vale la pena!

Tal vez no sea fácil, pero ¡podemos aprender a hacerlo! 

 

Para ello hay algunas cosas que tenemos que tener en cuenta. Perdonar es un proceso que quizás no lo logremos en un minuto, o tal vez ni siquiera en un día; puede ser que nos tome tiempo. Pero poco a poco, sé amoroso y paciente contigo mismo. 

 

Pero… ¿Por dónde empezar?

 

Una de las cosas que debe hacer, y quizás una de las más importantes es reconocer que el dolor, la ira, y/o el rencor que sientes no es positivo para ti y que ya es hora de dejarlo ir. 

 

Lo segundo que tienes que hacer es comprometerte a cambiar tu actitud! Darte cuenta de que lo que sucedió en el pasado, ya sucedió y no lo puedes cambiar. El pasado, pasado está. Reconoce que no es algo que esté sucediendo en estos momentos, excepto en tu mente. Y que te está causando infelicidad, estrés y quizás también puede estarte causando dolor físico (dolores de espalda, dolor de cuello, entre otros). 

 

Asimismo, necesitas cambiar tu enfoque y en lugar de pensar solo en el pasado, trae su atención al presente. ¿Qué estás haciendo ahora? ¿Qué alegrías tienes o puedes encontrar en tu vida en estos momentos? Piensa en todas aquellas cosas que te traen alegría a tu vida. Disfruta de tu vida y de las cosas buenas que están a tu alrededor, y deja de revivir el pasado. 

Los ángeles pueden ayudarnos en el proceso de curación de las heridas sufridas por los acontecimientos en el pasado...

Y también en la transformación de nuestra actitud y con nuestras nuevas intenciones. Podemos recurrir a los Arcángeles y pedirles su ayuda, para ello aquí te comparto los nombres de los Arcángeles que nos pueden ayudar con el proceso de perdonar:

Arcángel Uriel:

Nos puede hacer ver una reseña de cada aspecto de nuestras vidas, haciéndonos ver y entender los acontecimientos, las decepciones y las victorias. Nos puede ayudar a encontrar bendiciones en las adversidades, y liberación de las cargas y recuerdos dolorosos del pasado a través de la aplicación del perdón incondicional. Uriel utiliza su espada de fuego para purificar el entendimiento mental y emocional. También transmuta las energías de baja vibración y las transforma en energías positivas e iluminadas.

Arcángel Jeremiel:

Él nos ayuda con nuestras emociones, nos ayuda a revisar nuestras vidas para que podamos perdonar.

Arcángel Jofiel:

Ella cura situaciones negativas y nos puede ayudar a tener pensamientos positivos. Así que cada vez que a tu mente vengan recuerdos de un pasado negativo llame al arcángel Jofiel y pídale que le ayude a tener pensamientos hermosos y positivos en su mente.

Arcángel Raguel:

Él trae armonía a todas las relaciones, y ayuda a sanar cualquier malentendido.

Arcángel Rafael:

Es el arcángel de la curación. Él nos puede ayudar a sanar el dolor no sólo físico, sino también el dolor emocional. Llama al Arcángel Rafael y Jeremiel para pedirles que te ayuden a sanar tus emociones.

Quiero que sepas que es normal que de vez en cuando volvamos a pensar en el pasado.

 En ese momento reconoce ese pensamiento y sutilmente vuelve al momento presente. No luches contra tus pensamientos negativos, sino acéptalo y decide volver a pensar algo positivo que tengas en el presente.  Recuerda, sé amable contigo mismo. 

 

El cambio ya está ocurriendo dentro de ti, aun cuando apenas estás dando pasitos de bebé. ¡El proceso de curación ya ha comenzado! Y aunque tú no puedes controlar las acciones de los demás, tú sí puedes controlar tus acciones, y tus pensamientos.

 

¡Tú puedes dejar de revivir el dolor y en su lugar escoger seguir adelante! ¡Tú tienes ese poder dentro de ti! Solo tienes que aprender a usarlo. Recuerda llamar al Arcángel Jofiel, ella estará feliz de ayudarle. 

 

Por último, perdona a la persona que te hizo daño y date cuenta de que al perdonar, te estás permitiendo a ti mismo ser feliz y seguir adelante con tu vida. Siente empatía por la otra persona y desea siempre el bien de todos los involucrados – tu incluido/a. ¡Tú mereces ser feliz! Tú mereces encontrar alegría y paz en tu corazón! … Y recuerda: nunca estás solo… llama a tus ángeles de la guarda y a los arcángeles para que te apoyen y te ayuden durante todo el proceso y por siempre.

Que los ángeles rodeen tu corazón en estos momentos con su tierna y sutil energía. Que te traigan sanación y que llenen tu corazón de amor, alegría, paz y bendiciones…

Luz y Amor,

Laura.

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados

Translate »

EN COMPAÑÍA DE LOS

SERES DE LUZ

AGENDA

Esta agenda te ayudará a darte cuenta de que nunca te encuentras solo, sino que, por el contrario, siempre estás en compañía de tus Seres de Luz cada momento de tu vida.

2023

Ir arriba