5 razones por las que las oraciones a los ángeles pudieran no ser contestadas

Los ángeles escuchan todas tus oraciones, especialmente tus ángeles de la guarda, que están asignados a ti desde tu nacimiento y están contigo constantemente. Ellos responden tus oraciones, ya que ellos son los mensajeros de Dios. Ellos le llevan nuestras oraciones y plegarias a Dios y nos traen la respuesta que Dios nos envía.

La misión de los Ángeles es ayudarnos, guiarnos y protegernos durante nuestro camino aquí en el mundo físico.

Hay veces que sentimos que nuestras oraciones “no son escuchadas”, porque nos parece que no recibimos ninguna respuesta. Sin embargo, todas las oraciones son respondidas, pero no siempre en la forma o cuándo tú lo deseas o esperas. 

 De esta manera, hay algo importante que entendamos y es que los ángeles no pueden salvarle la vida a una persona si es la hora de esa persona irse. Tampoco pueden evitar que alguien experimente un trauma o un desafío significativo en su vida, si esta experiencia está destinada a ayudarlos a crecer o ayudar a otros.

 

Si sientes que los Ángeles no te escuchan y que tus oraciones no son respondidas, puede ser que te estés perdiendo de la respuesta de los ángeles, la cual puede venir de distintas maneras; p. Ej. en forma de nuevas oportunidades, conocer una persona que en un futuro te ayude a encontrar una respuesta, o simplemente te traen una forma diferente de pensar sobre tu situación. 

 

 

¿Estás luchando con algo y has pedido ayuda a los ángeles, pero sientes que no están respondiendo tus oraciones, o no te están enviando las personas, las oportunidades, los recursos o el resultado específico que crees que requiere la situación?. Sigue leyendo y encontrarás una lista de razones comunes por las que pudiera ser que tus Ángeles “no” están respondiendo a tus plegarias.

Los ángeles tienen algo mejor guardado para ti

Los ángeles frecuentemente nos dicen que a veces no apuntamos lo suficientemente alto en nuestras oraciones, o pedimos por algo que va en dirección opuesta a lo que realmente es lo mejor para nosotros.

Déjame darte unos ejemplos: Imagina que llevas buscando trabajo durante algún tiempo, entrevistándote para puestos para los que estás completamente calificado, pero nunca recibes una oferta. Los ángeles saben que estás más calificado de lo que crees; y que es hora de que asciendas a una posición con más responsabilidad y compensación que te desafiará y te llevará a un nuevo nivel de crecimiento personal y abundancia financiera. Los ángeles pueden ver el potencial en nosotros antes de que seamos conscientes de ello.

 

 

La respuesta a tu oración por un nuevo trabajo es: Apunta más alto.

 

Ahora imagina que estás tratando de cambiar de carrera y crees que has encontrado el campo correcto al que te quieres dedicar. No es tu pasión, pero los trabajos en este campo son muy estables y se acercan a lo que estabas haciendo antes. No te emociona trabajar en este campo, pero crees que es tu única opción, por lo que pides constantemente ayuda a los ángeles para lanzarte a esta nueva carrera. 

 

Durante dos años solicitas programas de entrenamiento, pero no te aceptan en uno sin importar lo que intentes. Un día, una amiga que es enfermera te invita a almorzar y te intriga su carrera. La acompañas al hospital donde trabaja y te emocionas inmensamente, eres capaz de imaginarte disfrutando de esta profesión, sintiéndote como en casa en este ambiente. Solicitas ingreso a un programa de enfermería y ¡eres aceptado de inmediato! La respuesta a tu oración por una nueva carrera es: toma una dirección diferente.

 

Tu oración no puede ser respondida hasta que llegue el tiempo divino

Esto puede ser increíblemente frustrante. Para explicarte este punto, lo voy a hacer con un ejemplo: Imagínate que estás tratando de quedar embarazada. Has recibido toneladas de señales y sincronicidades del universo de que deberías ser mamá. Has consultado con tu empleador acerca de la licencia por maternidad; has leído un montón de libros sobre cómo tener un embarazo saludable y tus médicos te han dado el visto bueno.

 

Sin embargo, cada vez que haces una prueba de embarazo, el resultado es negativo. Los médicos no pueden encontrar ningún problema de fertilidad. Haces acupuntura. Cambias tu dieta, haces todo lo que está a tu alcance para poder quedar embarazada. Y durante todo este tiempo sigues recibiendo fuertes señales de tus ángeles de que estás destinada a quedar embarazada, pero nunca lo haces.

Pasan unos años. Durante esa fase, tanto tú como tu pareja crecen enormemente en sus carreras. 

Eres más feliz y más realizada profesionalmente de lo que nunca podrías haber soñado. 

 

Al final de este período de intensa transformación personal, miras a tu alrededor y te das cuenta de que estás a años luz de donde estabas antes; y que estos brotes de crecimiento requirieron gran parte de tu tiempo, energía,  recursos mentales y emocionales. En esos momentos ya desististe de buscar bebé y ahora estás enfocada en adoptar, cuando de repente te quedas ¡embarazada! 

 

Los ángeles y Dios no te estaban torturando al negarte tu petición de un hijo durante esos largos años. Simplemente, sabían que tu alma tenía otras cosas que hacer antes de que te convirtieras en madre; y que pasaras a tener todo tu tiempo libre y toda tu energía monopolizados por tu pequeño bebé. Durante los primeros años de su vida no te habría permitido a ti ni a tu pareja crecer como lo necesitaban. Tu oración por un niño dependía del tiempo divino: antes de dar a luz a un niño, necesitabas dar a luz a una nueva… tú.

Tu oración interfiere con el libre albedrío de otro

Recordemos que todos tenemos libre albedrío (lo que significa que nosotros tomamos nuestras propias decisiones; y esto  incluye que los ni los Ángeles, ni los guías espirituales, ni los maestros ascendidos, o cualquier otro ser espiritual, ni siquiera Dios, puede intervenir en nuestras vidas al menos que nosotros se lo pidamos.

 

Si tu oración interfiere específicamente con el libre albedrío de otra persona, los ángeles no podrán interferir. Vuelvo a darte otro ejemplo -creo que esto ayuda mucho a entender estos conceptos-. Vamos a decir que estás enamorado de alguien y estás seguro de que siente lo mismo por ti, pero esta persona se niega a tener una relación contigo. 

 

Puede ser que esta persona esté cerrando su corazón y levantando muros porque ha sido gravemente herida en relaciones románticas pasadas, o quizás por problemas de valoración personal o baja autoestima. Los Ángeles pueden tratar de darle mensajes a esta persona de que necesita comenzar a sanar y que debe buscar amor, pero realmente depende de la persona elegir escuchar esos mensajes y comenzar a actuar en sanar su pasado, para así abrirse a tener una relación contigo o no.

Tu oración no está alineada con los contratos de tu alma o los contratos del alma de otro

Los contratos del alma son acuerdos que hacemos con nosotros mismos (nuestra alma), Dios y otras almas incluso antes de nacer. Estos contratos del alma son muy influyentes a nivel subconsciente, y cuando alguien se siente obligado a dedicar su vida a algo como una vocación, significa que está siguiendo -muy posiblemente sin darse cuenta- un contrato del alma.

 

Déjame explicártelo con otro ejemplo:  Rezas para que tu hijo nazca “perfectamente sano” y luego te enteras a través de una ecografía que a tu bebé le falta una extremidad. Es posible que hayas tenido un contrato de alma para criar a un niño con necesidades especiales; porque así estarás en una posición única para abogar por estos niños y cambiar el sistema. 

 

Tal vez tu alma va a crecer y transformarse de maneras asombrosas 

 

A través de las dificultades y los regalos que vienen con criar a un niño con necesidades especiales. Además, tu hijo puede tener un contrato del alma para experimentar el mundo de esta manera: inspirar a otros por su capacidad para superar los desafíos y tocar profundamente los corazones de las personas debido a sus limitaciones físicas.

 

Y es que, los contratos del alma son muy importantes y prevalecen en nuestras vidas, sin importar si es lo que desearíamos o no. Recordemos que venimos aquí para crecer y evolucionar y esa es nuestra razón de existir.

Tu oración a los ángeles no está en armonía con el bien mayor de todo el mundo o su destino

Hay veces, en que las personas experimentan una tragedia para que quienes las rodean o el mundo en general puedan aprender una poderosa lección. 

 

Mira el siguiente ejemplo: Imagina que tienes un amigo el cual ha sido diagnosticado con una enfermedad terminal y aunque tú rezas, le pides a Dios y a los ángeles por ayuda para que tu amigo se recupere; tu amigo fallece después de meses de luchar por su vida. Pero durante su etapa terminal, se convirtió en un defensor nacional de mejorar la calidad de vida y cuidados de los pacientes terminales, lo cual hizo que cambiara el sistema de cuidados para todos los enfermos terminales desde ese momento en adelante. 

 

Si tu oración hubiera sido escuchada, tu amigo se hubiera salvado; pero millones y millones de enfermos terminales estuvieran pasando por muy malos momentos y no se les respetaría su calidad de vida, en sus días o meses finales de existencia.

 

 

Cada oración a los ángeles es importante. 

 

Tus ángeles nunca quieren que te sientas no escuchado o excluido de la gracia de Dios. Si sientes que tu oración no fue escuchada o respondida es porque algo “más grande” estaba en juego.

 

 

Siempre piensa en que si algo que pides no se te da o no recibes respuesta a tus peticiones o plegarias, pudiera ser porque no era por tu más alto bien o el bien de todos los involucrados.

Espero que esta lista de razones te ayude a ver las cosas desde otro punto de vista.

Luz y Amor,

Laura.

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados

Translate »

EN COMPAÑÍA DE LOS

SERES DE LUZ

AGENDA

Esta agenda te ayudará a darte cuenta de que nunca te encuentras solo, sino que, por el contrario, siempre estás en compañía de tus Seres de Luz cada momento de tu vida.

2023

Ir arriba