3 Maneras fáciles y efectivas para comunicarnos con los ángeles

¿Cómo puedo comunicarme con los ángeles?

Pues de la manera más sencilla que puedas imaginar: hablando con ellos como si le estuvieras hablando a tu mejor amigo. Y en realidad eso es lo que ellos son, son tus mejores amigos. Un amigo que nunca se va a ofender si algún día les hablas mal, o si no lo llamaste para contarle algo. Un amigo que siempre está allí contigo, siempre, en todo momento, las 24 horas del día y los 7 días de la semana. Siempre puedes confiar en él o ella, porque siempre van a querer lo mejor para ti. Los ángeles son seres sumamente especiales y únicos que además están siempre en contacto con Dios y han sido enviados por él solamente para ti.

Hay diferentes maneras de comunicarnos con los ángeles, y estas son:

Háblales

Dile lo que sientes y lo que deseas.  Les puedes hablar en voz alta o en tu mente; de cualquier forma es igual porque los ángeles pueden escuchar tus pensamientos.  Es más, ellos saben lo que está en tu corazón, y eso es lo que ellos ven. Ellos saben tus verdaderos sentimientos y deseos.   Si no te sientes a gusto hablándoles, escríbeles.

Escríbeles

Escríbeles una carta donde expreses tus sentimientos o una carta con tus deseos y peticiones. Donde les expliques en qué parte de tu vida necesitas su ayuda, su guía y su apoyo. De nuevo, las palabras que uses no importa, sé tú mismo y exprésate. Si te sientes mejor utilizando alguna invocación, hazlo, sin embargo no la necesitamos para poder comunicarnos con ellos o para establecer contacto.

Visualízalo

También podemos pedirle ayuda a nuestros ángeles visualizando o imaginando la situación en la cual necesitamos ayuda, o aquello que queremos lograr rodeado de ángeles o cubierto con una luz blanca. La luz blanca indirectamente es como un llamado a nuestros ángeles de la guarda. La luz blanca representa la energía de nuestros ángeles de la guarda. Al rodear a una persona o una situación con luz blanca, les estás diciendo a los ángeles de la guarda que vayan con esa persona o que se encarguen de esa situación (la cual rodeaste).

Lo más importante que debemos saber es que, como ya he comentado anteriormente, los ángeles no tienen ego, así que ellos no están esperando ni necesitan ser llamados con palabras elaboradas o con ninguna parafernalia. Lo único que ellos quieren es ayudarnos y ser parte de nuestras vidas. Que nos demos cuenta que están allí para darnos todo el amor que sienten por nosotros. 

Por favor no te preocupes pensando si debes o no contactarlos. Ellos están aquí para nosotros, para ayudarnos a ser felices, y lo único que piden es simplemente… las gracias.

Te recomiendo que hables con ellos cada día y que les hagas saber que quieres comunicarte con ellos. Si tienes una petición formal de ayuda para algo en específico, busca un tiempo en el que puedas estar a solas y que no te vayan a interrumpir. Tomate ese tiempo para ti y para conectarte con tu ángel de la guarda. Respira profundo. Si tienes música suave (meditación o clásica) ponla y respira. Llámalos y comienza a conversar con ellos como tú lo desees (de cualquiera de las formas que mencioné anteriormente). Confía que ellos están ahí escuchándote y que ellos se harán cargo de todo aquello que les estás pidiendo.  Tú sólo tienes que querer comunicarte con ellos y confiar que todo será resuelto. ¡Ten fe!

Ahora, me encantaría escuchar de ti. Pon alguna de estas maneras en práctica y descubre cual te funciona mejor o con cual te sientes más cómoda. Una vez que lo hayas hecho, cuéntame como te fue y cuál fue tu experiencia.

Laura.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados

Ir arriba